Sé breve: cómo los SMS y el E-Mail influyen sobre la forma de expresarse

De acuerdo con una reciente encuesta, los alemanes piensan que es absolutamente correcto enviar saludos de cumpleaños vía SMS. Y en ese caso es válido escribir “Happy B-Day 2U” en lugar de “Feliz cumpleaños”. ¿Arruina el idioma la forma de escribir mensajes cortos con el teclado del teléfono móvil?

En inglés, al fenómeno del idioma apocopado se lo denomina consecuentemente “txt spk” (text speak). Una búsqueda del término en Google arroja en todo caso 50.000 resultados. Mientras robots de traducción en línea parecen parodiar a menudo esa forma de escribir, la página web Urban Dictionary se aproxima al concepto de text speak en forma muy sobria, definiéndolo como “una forma de escribir desarrollada por participantes en chats, pero que se usa más para formular mensajes cortos con teléfonos móviles”. Y efectivamente, casi todos nos hemos vistos obligados alguna vez a ser lo más breves posibles… al escribir textos con el móvil. Decirlo todo con 160 caracteres

Jugendliche beim SMS schreiben Ampliar imagen (© dpa/ picture alliance) En un mensaje SMS (servicio de mensaje corto, por su sigla en inglés), que se envía a través de un teléfono móvil, el texto está limitado a 160 caracteres. Es necesario abreviar por lo tanto lo más posible. El idioma alemán no tiene prácticamente cifras ni letras que puedan sustituir toda una palabra. El inglés, sí: “2 N8” suena como “to-n-ight” (en alemán: “heute Abend”). “CU” en lugar de “see you” (“nos vemos”) es hoy una fórmula clásica para despedirse. ¿Quién entiende este idioma? Sus inventores. Se trata sobre todo de jóvenes de 14 a 18 años. Como ese lenguaje en staccato puede sonar bastante descortés, se agregan a menudo emoticonos: un “:-)”, por ejemplo, indica un tono amistoso. Muy populares son los emoticonos asiáticos, en los que los rostros no se ven de costado, sino que una sonrisa se expresa así: “(^_^)”, y una manifestación de sorpresa, así: “(o.O)”, como en la mímica de las figuras manga japonesas. SMS Ampliar imagen (© dpa/ picture alliance)

Christa Dürscheid, lingüista de la Universidad de Zúrich, estudia científicamente el fenómeno de la comunicación vía SMS. Dürscheid descubrió que los SMS cumplen varias finalidades: se utilizan para acordar citas, cultivar contactos, aclarar problemas, disipar el aburrimiento y estar siempre alcanzable. Justamente esto último es fácil de lograr, pues un SMS puede escribirse inadvertidamente debajo de la mesa. Muchos jóvenes envían hasta diez SMS por día, mientras que sólo consultan unas tres veces su correspondencia electrónica. Con un mensaje corto se alcanza de inmediato al destinatario, pero sin tener que discutir con él, resalta Christa Dürscheid. Ello facilita decir cosas que la persona no se atrevería a manifestar cara a cara.

¿Tienen los mensajes cortos una influencia sobre el habla cotidiana? Ello no pudo ser constatado en estudios sobre el tema. Y el correo electrónico y los SMS no sustituyen de ninguna manera a la carta tradicional. Por el contrario, el hecho de recibir una carta está considerado ahora algo especial. Consecuentemente, la publicidad del Correo Alemán no reza ya más “Escribe una carta”, sino “Cada carta es un regalo”.



Autora: Franziska Schwarz

Publicado originalmente en www.goethe.de

Sé breve: cómo los SMS y el E-Mail influyen sobre la forma de expresarse

Eine Frau tippt eine SMS-Nachricht